Un total de 67 trabajos optan a ganar el certamen artístico on line para niños de 3 a 12 años

La concejala de Educación, Noemí Méndez, ha anunciado que el jurado se reunirá próximamente para valorar las obras presentadas y que se tendrán en cuenta, además de la calidad artística, la originalidad e imaginación, el hecho de abordar temas que ensalcen la solidaridad humana y su capacidad de supervivencia ante las dificultades individuales o colectivas

Un total de 67 trabajos de niños santanderinos o matriculados en colegios de Santander desde los 3 a los 12 años optan a ganar el primer concurso artístico on line organizado por la Concejalía de Educación para este periodo de confinamiento.

Así lo ha anunciado la concejala del área, Noemí Méndez, que ha recordado que el certamen consta de tres modalidades: narrativa, dibujo y música y que su principal objetivo era promover actividades que estimularan entre los niños el quehacer, el estudio y la creatividad.

El jurado, formado por cinco miembros elegidos entre personas relevantes del mundo cultural o educativo de la ciudad, se reunirá este mes para valorar los trabajos, una tarea en la que tendrán en cuenta además de la calidad artística del trabajo, la originalidad e imaginación, el hecho de abordar temas que ensalcen la solidaridad humana y su capacidad de supervivencia ante las dificultades individuales o colectivas.

Entre los miembros del jurado están ya confirmados el director del Conservatorio Ataúlfo Argenta, Francisco García, y la periodista, Marta San Miguel.

Tras el fallo, la Concejalía organizará un acto de entrega de premios, que se hará acorde a las posibilidades de la fase de desescalada y previsiblemente será el próximo mes de junio para que los niños puedan acceder a su premio (una Tablet o un libro digital por cada modalidad) lo antes posible.

Según ha destacado la edil de Educación, el concurso se basa en una de las obras cumbres de la Literatura Universal ‘El Decamerón’ ya que muchos fueron los jóvenes de la Florencia del siglo XIV que, para refugiarse de la peste, huyeron de la ciudad y se pasaban el día contando estupendas historias durante el periodo de su confinamiento.

El concurso estaba abierto a todos los niños residentes en Santander, o matriculados en cualquier colegio de la ciudad, que no hubieran cumplido trece años antes del 31 de diciembre de 2019.

En la modalidad de narrativa, el trabajo consistía en elaborar un cuento o relato, sea de ficción pura o sea basado en hechos reales, de tema libre, con una extensión mínima de tres folios y máxima de seis, escritos a mano o en ordenador.

En la modalidad de dibujo había que realizar un dibujo también de tema libre y en la modalidad de música, se pedía una grabación en audio con la interpretación de una pieza original o adaptada, en cualquier estilo, clásico o moderno, ya sea vocal, instrumental o combinado, y una duración mínima de dos minutos y máxima de cinco.

En las modalidades de narrativa y pintura la participación era necesariamente individual mientras que en la modalidad de música el trabajo podía ser presentado conjuntamente por dos o más niños que residan en el mismo domicilio.

Cada participante podía concurrir con un máximo de dos trabajos por cada modalidad.