El Ayuntamiento ‘casará’ dos veces a las parejas que no puedan aplazar su boda y deseen celebrarlo sin la limitación actual

Miriam Díaz explica que los novios podrán celebrar el enlace de carácter oficial en la fecha prevista con las limitaciones que marca el estado de alarma y un nuevo acto con familiares y amigos

El Ayuntamiento de Santander ha ofrecido la posibilidad de ‘casar’ dos veces a las parejas que tenían previsto contraer matrimonio en estas fechas y no puedan o no quieran aplazarlo por diversos motivos.

De esta forma, y tal y como explica la concejala de Protocolo, Miriam Díaz, se oficiará la ceremonia de carácter oficial con las limitaciones exigidas en el estado de alarma y, posteriormente, en la nueva fecha elegida por los novios otro acto de enlace, con las mismas características, aunque ya con las parejas rodeadas de familiares y amigos.

“Desde el Ayuntamiento nos estamos volcando en atender las diferentes circunstancias de los ciudadanos en estas circunstancias y por ello  hemos pensado en ofrecer alternativas para las parejas que tengan que celebrar obligatoriamente su boda durante el aislamiento”, subraya.

La concejala de Protocolo ha explicado que el Consistorio se ha puesto en contacto con las parejas que ya tenían reserva para contraer matrimonio en estas fechas y les ha ofrecido diversas alternativas.

Teniendo en cuenta que el estado de alarma declarado por el Gobierno en todo el país no prohíbe celebrar este tipo de actos, sino que restringe su aforo, se ha ofrecido a las parejas en primer lugar aplazar el evento y buscar otra fecha en la que puedan celebrarlo con mayor tranquilidad.

En concreto, el artículo 11 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, dictado con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, recoge las medidas de contención relacionadas con los lugares de culto y con las ceremonias civiles y religiosas.

La norma dice que la asistencia a estas celebraciones, incluidas las fúnebres, se condicionan a la adopción de medidas organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas, en función de las dimensiones y características de los lugares, de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de, al menos, un metro.

Por ello, el Ayuntamiento ha propuesto a aquellas parejas que, por diversos motivos, no puedan aplazar la boda, la realicen limitando el aforo, para, si lo desean, más adelante celebrar otro acto de enlace.

“Queremos apoyarles garantizándoles una nueva ‘boda’ acompañados de sus familiares y amigos cuando todo vuelva a la normalidad, tal y como ellos habían imaginado”, indica Díaz.

La concejala ha mandado un mensaje de apoyo a todas estas personas, que “tras meses de preparativos e ilusión han visto truncado su sueño temporalmente por el coronavirus”. “Desde el Ayuntamiento les vamos a apoyar para que vuelvan a celebrarlo tal y como lo habían imaginado, cuando el estado de alarma desaparezca, porque es un día muy especial y debe celebrarse como cada uno desee”, concluye Miriam Díaz.